en Noticias

La guerra con China

El mundo sigue recibiendo noticias inquietantes para los que andamos metidos en análisis de teconología y estrategia.

Hace poco tiempo se denunció que ciertos fabricantes chinos estaban equipando sus equipos con un microchip del tamaño de un grano de arroz. Este equipamiento fue introducido por el ejército chino en placas base de la empresa Supermicro.

Tanto es así que Equifax ya sospechaba que estaba siendo espiada por China antes del ataque que sufrieron en 2017. De esta forma se abre la puerta de la duda a si otro tipo de ataques y robos de datos están relacionados con la informació que pudiera haber obtenido este chip.

¿Como puede detectarse esto?, pues de varias formas. UNA con la revisión de un experto de toda la arquitectura de las placas bases de las grandes instalaciones. OTRA en el momento que el chip intenta conectar con su C&C (Control and comander ….. y varias traducciones mas) que es el punto donde está el atacante real.

¿Es posible evaluar lo que los chinos han conseguido descubrir?: NO.

¿Qué significado estratégico tiene esto?: Es un paso más en ese gran operativo mundial de «obtener información de los otros» para preparar el ataque final